EL AIRE PERFUMADO

Encontrar las palabras

para hablar de cosas tan vistas,

como las flores, el sol, la lluvia,

las estrellas, las montañas.

 

El brillo de la escarcha,

el amanecer siempre distinto

y, siempre única, la despedida del sol.

 

El manto rojo de las amapolas,

el campo tapizado de colores.

El manto rojo de las amapolas,

el aire perfumado.

 

La espuma de las olas sobre la arena,

o el canto inimitable de cualquier pájaro.

La polifononía de las cigarras en los árboles,

las mariposas revoloteando incansables.

 

El manto rojo de las amapolas,

el campo tapizado de colores.

El manto rojo de las amapolas,

el aire perfumado.

 

El cielo azul o blanco, gris, rojizo;

tantas formas distintas.

Tanto placer para los sentidos.

Tan barato, tan real.

Tan necesario, tan natural.

Tan barato, tan necesario, tan natural.

Tan barato, tan necesario, tan real,

tan natural, tan intenso, tan vivo.

 

El manto rojo de las amapolas,

el campo tapizado de colores.

El manto rojo de las amapolas,

el aire perfumado.